Apostamos por una moda sostenible, ética y respetuosa con el medio ambiente.

Queremos aportar nuestro granito de arena utilizando prendas fabricadas con algodón orgánico libres de productos tóxicos, con tintes naturales, bajo los parámetros del comercio justo y sin utilizar plástico en todo el proceso de comercialización.

Nuestras prendas las elabora Stanley/Stella en base al respeto: de tu piel utilizando materiales suaves, de las personas que las producen en condiciones de trabajo dignas y también por el mundo en el que vivimos, limitando nuestro impacto sobre el medio ambiente.

Damos prioridad a los materiales biológicos o reciclados. Disponemos de las certificaciones y etiquetas medioambientales más estrictas del mercado en toda nuestra cadena de producción.

La mayoría de nuestras prendas están compuestas en su totalidad de algodón ecológico.

El algodón ecológico es una fibra natural, sin OMG, que requiere un consumo de agua mucho menor que el algodón convencional.

Pero lo más importante es que su producción no requiere de productos químicos (ni abonos, ni pesticidas) y favorece la rotación de los cultivos para mantener terrenos más sanos, fértiles y húmedos. En cuanto a los residuos generados por el desmotado del algodón, estos se reciclan para la industria de alimentación animal.

Nuestra certificación GOTS responde a las siglas de la etiqueta Global Organic Textile Standard. Se trata de la certificación más estricta en materia de textiles de fibras biológicas. Asegura la trazabilidad del conjunto de la cadena de producción desde los campos de algodón: la recolección, la fabricación de las fibras, el ensamblado de las piezas, el producto final antes de la impresión, e incluso la exportación de nuestras prendas. Certifica que el algodón Stanley/Stella se cultiva sin OMG, sin productos químicos y se transforma y tiñe sin utilizar sustancias tóxicas prohibidas.

Además, GOTS garantiza el cumplimiento de las normas sociales de la Organización Internacional del Trabajo a lo largo de toda la cadena de producción.

 

La confianza no se compra, se gana. La norma OEKO-TEX Standard 100 certifica la ausencia de sustancias químicas nocivas gracias a la etiqueta «Confidence in textile». Un sistema de control y de certificación independiente que garantiza a todas las materias primas textiles, productos intermedios y acabados un tratamiento especial:

  • el principio de precaución que prohíbe determinadas sustancias potencialmente nocivas, aunque no estén (todavía) prohibidas por la ley
  • la ausencia de sustancias químicas nocivas para la salud y para el medio ambiente
  • la restricción del nivel de plomo utilizado en los tintes

 

También nos complace anunciar que contamos con la certificación PETA. Esto significa que no realizamos ni encargamos ningún ensayo animal sobre ingredientes, formulaciones o productos terminados y nos comprometemos a no hacerlo nunca. Además de esto, nuestra ropa está hecha de materiales 100% veganos para que usted tenga la seguridad de que no se hizo daño a nadie durante su creación.

 

Nuestro compromiso es el tuyo.